domingo, 10 de junio de 2007

Prey

¿Cuánto tiempo se tarda en desarrollar un juego? Tres años está por encima de la media. Cinco años es un caso especial. Y Prey tardó doce en salir a la calle.

Los FPS (first-person-shooter para legos en la materia) son experiencias adrenalínicas e inmersivas: lo que ves en pantalla es lo que ves en el mundo de juego. La tercera persona implícita en la televisión o el cine, donde el espectador observa la acción desde una distancia segura, alejado de los protagonistas y refugiado en su butaca, desaparece. Aunque otros juegos (notablemente, Myst) utilizan esta capacidad inmersiva con fines benevolentes, la propuesta de los FPS es la violencia máxima. Sus dos ingredientes básicos son un conjunto de armas de fuego en manos del jugador, y cientos de enemigos deshumanizados para destripar. ¿Qué inocente chaval no ha tenido nunca ganas de coger una recortada y empezar a reventar personas? Como era previsible, en cuanto la tecnología empezó a ser lo bastante buena (o sea, con el Doom de iD Software) para que la simulación tuviese un mínimo de credibilidad, se convirtieron en un fenómeno de masas.

2 comentarios:

SithWolf dijo...

Pues no lo jugaré... ya no pensaba hacerlo, pero después de esto... menos.

Es interesante que, al final, se acogieran al motor del Doom3. Un poco de orgullo! que el del Half Life 2 tampoco estaba mal!!!

Así, cabe suponer que este juego salió gracias a las ventas del Max Payne, no? malogrado dinero...

SithWolf

Pepe dijo...

Las ventas del Max Payne fueron bien, pero donde triunfaron fue en la venta de los derechos de propiedad intelectual de la saga por 50 millones de dólares a Take Two (después de ganar más de 25 en royalties con los juegos). Si es que, ante todo, el Scott Miller este es un negociante.

Y por cierto, mal negocio hicieron los de Take Two con la compra. ¿No se habló de una película?