domingo, 15 de noviembre de 2009

El blog ha muerto, ¡que viva el blog!

Ya va a hacer dos años (prácticamente) que no actualizo este blog. No estoy seguro de que me haya servido de mucho, pero lo cierto es que me lo pasé bien poniendo a parir videojuegos a derecha e izquierda. En un mundo en el que la crítica directamente no existe (revistas y webs son meros panfletos publicitarios, no muy diferentes a los anuncios pagados, por no hablar de la opinión de los fans), echaba de menos un punto de vista destroyer.

Un juego siempre puede gustar al margen de sus cualidades y defectos: su propósito es entretener, y bien que lo consiguen o no se habría montado el pifostio de industria que tenemos ahora. Si un juego te gusta, no hay más que hablar: misión cumplida. Eso no significa que no tenga defectos, y probablemente defectos que a otro le harán vomitar.

Es importante conocer esos defectos, o nunca haremos juegos mejores. Y tenerlos, los tienen: no creo en las vacas sagradas, en los juegos sin defectos o en los diseñadores intocables. En un mundo donde los fans, más que fans, son hinchas, supongo que habré molestado a más de uno con mis opiniones. Pero bueno, todo sea por un bien mayor.

Y ya para terminar con mi despedida, os invito (a los pocos que quedáis) a mi nuevo blog, donde espero destilar algo menos de mala uva (no mucha menos) y hablar de cualquier cosa, no sólo comentando videojuegos:

1 comentario:

Cazorla dijo...

Tenes un mail o algo? te dejo el mío porfa, escribime para preguntarte unas cositas.

Saludos, Pablo-

cavspeb@hotmail.com